Las complicaciones de los hilos tensores

Los hilos tensores son uno de los tratamientos estéticos más cotizados por sus extraordinarios resultados. Infiltrando unos hilos de cirugía bajo la piel podemos lograr eliminar la flacidez de los músculos para recuperar el triángulo de la juventud. Los resultados de los hilos tensores son visibles apenas unas horas después de la intervención y al estar fabricados con polidioxanona no hay riesgo de rechazo. Sin embargo, las complicaciones de los hilos tensores existen, especialmente si son infiltrados por personal no sanitario o si estos son de baja calidad.

Aunque son muy poco habituales, las complicaciones de los hilos tensores pueden ser muy molestas para las pacientes. Descubre cuáles son en este post.

Infecciones

Si el doctor o la doctora no está cualificado para realizar esta intervención, es relativamente sencillo que acabemos con una infección por la infiltración de los hilos tensores. Técnicamente, no es una complicación de los propios hilos sino de una mala praxis por parte del equipo médico.

En este caso, el médico debe recetar antibióticos para luchar contra la infección, que puede provocar fiebre alta, hinchazón de la zona y enrojecimiento de la piel.

Un resultado desigual

La experiencia es otro de los factores más importantes a la hora de someternos a un tratamiento con hilos tensores. Al infiltrarse manualmente, el cirujano debe ser experto y saber ajustarlos para que el resultado quede totalmente equilibrado. A la hora de someterse a este tratamiento, asegúrese de que el médico tenga experiencia probada en el ámbito de la cirugía estética.

¡Sobresale un hilo!

Dentro de las posibles complicaciones de los hilos tensores, esta es la que tiene una solución más sencilla. No es habitual, dado que el cirujano debería tener la suficiente experiencia como para evitar que los hilos sobresalgan. Sin embargo, tiene una solución tan simple como volver a contactar con el doctor y pedirle que nos lo quite.

Eso sí, es importante recordar que bajo ningún concepto debemos tratar de eliminar ese hilo por nuestros propios medios. Podemos provocar una infección o un desajuste en los hilos, debiendo arreglar ese estropicio.

Junto con el ácido hialurónico y la toxina botulínica, los hilos tensores es uno de los tratamientos de medicina estética más populares. Si quieres más información sobre ellos, no tienes más que contactar con nosotros.

Comparte esta noticia en:

Deja una respuesta

SUSCRÍBASE AL BLOG

Reciba noticias, promociones e información relevante sobre los servicios y tratamientos del Instituto Médico Del Prado.

 

Loading