El ácido hialurónico

El ácido hialurónico: un multiusos para tu piel

ácido hialurónico Madrid

Si hay aspectos de tu cara que deseas mejorar o corregir, no tengas ninguna duda: el ácido hialurónico siempre será tu aliado. Eso sí, es importante conocer este compuesto natural, presente en todos los cuerpos y que se va perdiendo con el paso del tiempo. Si recuperamos sus niveles altos, podemos lograr reducir las arrugas de expresión rejuvenecer la piel y favorecer la creación de colágeno, entre otros muchos usos.

Usos del ácido hialurónico: la hidratación de la piel

La hidratación de la piel es una de las principales funciones del ácido hialurónico. Sin embargo, es importante tener en cuenta la profundidad en la que estamos implantando este compuesto. Si lo hacemos mediante cremas, mejorará las capas superficiales de la piel. Si lo infiltramos mediante microinyecciones, el resultado será más visible y duradero.

Usos del ácido hialurónico: la creación de colágeno

Este es el pequeño secreto del ácido hialurónico para sostener la piel y recuperar el triángulo de belleza de la cara: el colágeno. Este es otro compuesto natural que se encarga de unir los tejidos conectivos. Se trata del componente más abundante en la piel, aunque también el tiempo hace mella en su cantidad en nuestro cuerpo. Gracias a una mayor cantidad de colágeno logramos reducir las arrugas, eliminar las patas de gallo o blanquear la piel y las ojeras.

Usos del ácido hialurónico: el relleno de las arrugas

Además de hidratarla, el ácido hialurónico también es capaz de rellenar la piel. No paraliza el músculo como la toxina botulínica, sino que consigue eliminar pequeñas arrugas mediante su hidratación y relleno. El ácido hialurónico es especialmente eficaz contra las arrugas de expresión y las patas de gallo.

Otros usos del ácido hialurónico

Además de todos los mencionados anteriormente, el ácido hialurónico aún tiene algunos usos guardados en la manga. Este compuesto también es capaz de perfilar los labios y el surco nasogeniano, así como de rinomodelar la nariz sin necesidad de recurrir a una cirugía.

Limitaciones del ácido hialurónico

La principal limitación del ácido hialurónico es, simplemente, el tiempo. Al tratarse de un compuesto natural del que ya disponemos, el ácido hialurónico acaba siendo asimilado por el organismo y sus efectos, desapareciendo. Esto es un proceso natural y si queremos recuperar sus efectos basta con volver a hacer una infiltración.

La otra limitación del ácido hialurónico es sanitaria. En nuestro país, este compuesto solo puede ser inyectado por un médico cualificado. Así debe ser, ya que su planificación, realizada por una persona con amplia experiencia y conocimientos, es una parte fundamental del proceso de inyección del ácido. Por ello, en el Instituto Médico Del Prado contamos con la presencia del doctor Daniel Arenas, especialista en ácido hialurónico.

Pide cita

SUSCRÍBASE AL BLOG

Reciba noticias, promociones e información relevante sobre los servicios y tratamientos capilares del Dr. Espinosa Custodio.

Injerto Capilar en Madrid