Caída del pelo en otoño

Cuando llega el mes de octubre son muchas las personas que notan una abrupta caída del pelo en otoño. Especialmente, en la ducha o al cepillarse el pelo. Pero en la mayoría de los casos no hay de qué preocuparse. La caída del pelo se trata de una situación normal en esta época del año y tiene su explicación científica. Ahora bien, hay unos supuestos en los que sí es necesario consultar con el médico especialista en tricología.

¿Por qué se cae el pelo en otoño?

La caída del pelo en esta época del año se debe al efluvio estacional. Un aumento de recambio natural del pelo que se suele producir en estos meses. No suele prolongarse más allá de seis semanas y para Navidad la situación está resuelta.

“El efluvio estacional es un recambio natural del pelo que ocurre todos los años”, explica el Dr. Espinosa Custodio, Director Médico del Instituto Médico del Prado. “Una mayor parte del cabello entra en su fase de caída o telógena, pero no suele superar los 120 cabellos perdidos al día”, añade.

Ese pelo caído dará lugar a un pelo nuevo y más sano en las siguientes semanas.

¿Cuándo preocuparse por la caída del pelo en otoño?

Solo hay que preocuparse por la caída del pelo en otoño si notamos que es excesivamente abundante o, también, si va acompañada de picor, escozor o descamación. En ese caso, puede que una alopecia androgenética o una alopecia frontal fibrosante se esté desarrollando a la vez que la caída natural del pelo en estos meses del año.

En cualquier caso es importante consultar con el médico especialista si no vemos que se recupera ese cabello o si nos está causando una gran preocupación en nuestro día a día. En el Instituto Médico del Prado es el doctor Espinosa Custodio el que realiza todos los diagnósticos, acaben o no en tratamientos con nuestro equipo.

“La consulta tricológica es tan importante como la dermatológica o la oftalmológica, la salud del pelo es fundamental para el bienestar del cuerpo humano”, recalca el doctor Espinosa Custodio.

Remedios contra la caída del cabello

Según el grado y la causa de la alopecia, los remedios contra la caída del cabello variarán entre unos pacientes y otros. Para los casos más leves e incipientes, puede valer con una toma regular de vitaminas o medicación oral.

Sin embargo, si el cabello ya se encuentra miniaturizado o si es necesario aumentar la densidad capilar, los tratamientos de medicina capilar son las más adecuados. El más popular es el PRP o Plasma Rico en Plaquetas, pero suele combinarse con otros como la Mesoterapia Capilar o la Carboxiterapia.

Cuando la alopecia ya es evidente y el cabello no va a crecer, el trasplante capilar es la solución permanente para la calvicie. Pero todos ellos deben ser recetados por un médico especialista en medicina capilar.

Comparte esta noticia en:

Deja una respuesta

SUSCRÍBASE AL BLOG

Reciba noticias, promociones e información relevante sobre los servicios y tratamientos capilares del Dr. Espinosa Custodio.

Injerto Capilar en Madrid