¿Injerto capilar FUE Zafiro? ¿Seguro?

En nuestra clínica capilar de Madrid son muchos los pacientes que nos preguntan por un injerto capilar con técnica FUE Zafiro. Pero, ¿existe tal cosa? No. Se trata de una confusión entre las dos partes de todo trasplante capilar: la extracción y la implantación. ¿Se emplea el zafiro en los implantes capilares? Sí, pero solo a veces y siempre en la implantación. Vamos a deshacer el entuerto en este post del Instituto Médico del Prado.

La extracción: las técnicas FUE y FUSS

Empecemos por el principio: FUE. ¿Qué significan estas letras? Responden al inglés Follicular Unit Extraction (Extracción de Unidades Foliculares). Se trata de la técnica más innovadora para la extracción de los folículos en el injerto capilar. Es la alternativa a la técnica FUSS (Follicular Unit Strip Surgery o Cirugía de tira de unidades foliculares) y fue creada por el doctor Masumi Inaba para, después, ser desarrollada por el prestigioso cirujano capilar estadounidense John Cole.

En la técnica FUSS se secciona una tira de piel de la zona donante para obtener de ella las unidades foliculares. Sin embargo, deja una cicatriz en la zona donante, por lo que cada vez está siendo más desplazada por la técnica FUE. En este segundo modo de proceder, el médico extrae cada unidad folicular individualmente. Para ello necesita un microbisturí extremadamente fino, de un diámetro de apenas 0,7 milímetros. En cualquier caso, siempre debe ser un médico el que realice las incisiones.

En ninguna de las dos técnicas se emplea el zafiro. Los microbusturíes, denominados punch, no cuentan con este material. El zafiro solo se utiliza en la segunda parte del trasplante capilar: la implantación con pinzas.

La implantación. ¿DHI o pinzas?

Descartada la técnica FUE o FUSS con zafiro vamos a explicar dónde sí se usa este material: en la técnica de implantación con pinzas. Al igual que la extracción, la implantación de las unidades foliculares también puede hacerse de dos maneras: directamente (DHI) o con pinzas.

En la primera, solo el cirujano capilar interfiere con la cabeza del paciente. Es él o ella el que realiza las incisiones e implanta las unidades foliculares con los implanters. En la segunda, el cirujano realiza de una vez todas las incisiones para luego, con ayuda de los técnicos capilares –los cuales no pueden realizar las incisiones–, colocar más rápidamente las unidades foliculares. El médico utiliza una lanceta cuya punta está compuesta de zafiro para hacer esas incisiones.

Más que del injerto capilar FUE Zafiro deberíamos hablar de dos técnicas: la FUE y la ‘de pinzas’ con zafiro

Dr. Espinosa Custodio

Con ambas técnicas se pueden lograr grandes resultados. Sin embargo, la técnica DHI requiere de una mayor maestría por parte del doctor. El cirujano podrá decidir la profundidad y la dirección de cada folículo.

Además, la densidad capilar que podemos alcanzar es mayor. Si con la técnica de pinzas se alcanzan entre 50 y 60 U.F. (unidades foliculares) por cm2, con la técnica DHI incrementamos esos números hasta los 70 o incluso 90. Por otra parte, no es necesario realizar agujeros de incisión y la zona receptora sufre menos.

Comparte esta noticia en:

Deja una respuesta

SUSCRÍBASE AL BLOG

Reciba noticias, promociones e información relevante sobre los servicios y tratamientos capilares del Dr. Espinosa Custodio.

Injerto Capilar en Madrid