7 puntos imprescindibles para un buen injerto capilar

Cuando uno se decide a hacerse un implante capilar es normal albergar decenas de dudas. Aunque el trasplante capilar es una cirugía menor, se trata de una intervención larga, cuyos resultados no se ven hasta pasado un año y en la que la confianza es vital. Por eso, en este post reducimos a 7 los puntos imprescindibles para un buen injerto capilar. ¿La clínica en la que estás pensando los cumple? ¡Adelante! ¿Le faltan algunos? Puede que te lo tengas que pensar mejor…

Los 7 puntos esenciales para un buen injerto capilar

Descubre cuáles son las claves que siempre deben estar en tu injerto capilar

El diagnóstico

El diagnóstico es el comienzo del injerto capilar. Antes de hablar de tratamientos con plasma enriquecido en plaquetas (PRP), implantación FUE o FUSS y demás, es imprescindible que el diagnóstico tricológico se haya realizado correctamente. Entre los puntos a determinar están la idoneidad de la zona donante, la densidad capilar previa, la resistencia y fortaleza del pelo del paciente, la proyección de cómo se implantará el pelo o el reconocimiento de posibles factores sanitarios que haya que tener en cuenta. Si el diagnóstico no se realiza correctamente, el trasplante está abocado a obtener unos resultados insatisfactorios para ambas partes.

Los tratamientos

Tanto antes como después del injerto capilar el médico debe considerar someterle a tratamientos de medicina capilar. Antes de la cirugía, para que el pelo esté sano y preparado para la operación, así como para que la zona donante no sufra en exceso. Después de la cirugía, para acelerar el resultado del trasplante y para que la densidad capilar aumente todavía más. Estos tratamientos pueden realizarse en la clínica, como el PRP o la mesoterapia, pero también pueden consistir en medicación.

El seguimiento

Un año es mucho tiempo. Que los resultados del injerto capilar no sean totalmente visibles hasta 12 meses después implica que hay que realizar un seguimiento constante de la evolución del mismo. El doctor decidirá si actuar o no, pero debe mantenerse un seguimiento constante para ello. Y, sí, debe ser el doctor el que realice dicho seguimiento.

La clínica

La clínica capilar en la que se someta a su injerto debe estar dotada de la última tecnología. Su quirófano debe estar autorizado para cirugía menor y debe contar con todos los permisos pertinentes, además de mantenerse extremadamente limpio para mantener las condiciones higiénicas adecuadas.

El doctor

En España la única persona autorizada para realizar incisiones en la cabeza es un médico. Si lo hace cualquier otro tipo de personal (enfermeras, asistentes, técnicos de quirófano) se está incumpliendo la ley, además de poniendo en peligro el resultado del trasplante. También es importante que el doctor transmita confianza, puesto que el paciente se relacionará con él durante más de un año y deberá confiarle los detalles de su evolución. Por último, es importante que el doctor esté en continua formación para averiguar las últimas novedades sobre el injerto capilar.

El personal

La labor del doctor siempre debe ser complementada por la de su equipo. La sección de enfermería es esencial durante los tratamientos, así como la labor de los técnicos capilares, que se ocupan de que el quirófano esté en perfectas condiciones y otorgan soporte al doctor para clasificar las unidades foliculares.

El precio

Con la demanda de injertos capilares disparada, es lógico que cada vez surjan más opciones de trasplantes con precios muy variados. A la hora de decidirse por una, hay que tener en cuenta por qué un trasplante capilar vale lo que vale, cuáles son los factores a tener en cuenta, y tomar una buena decisión. Puede informarse de las tarifas del Instituto Médico Del Prado en este enlace.

Comparte esta noticia en:

Deja una respuesta

SUSCRÍBASE AL BLOG

Reciba noticias, promociones e información relevante sobre los servicios y tratamientos capilares del Dr. Espinosa Custodio.

Injerto Capilar en Madrid