Trasplante de vello púbico: todos los detalles

La técnica del trasplante capilar es utilizada normalmente para revertir la alopecia en la cabeza. Sin embargo, igual que hemos hablado de otras zonas como las cejas, barba o pestañas, se pueden realizar en otra parte del cuerpo. Esta puede ser, a pesar de parecer pudoroso o incluso cómico, el trasplante de vello púbico.

Como en los demás trasplantes capilares, la técnica utilizada es tanto FUE como FUSS, siendo la primera la más utilizada en la actualidad al dejar menos cicatriz. En el caso de la reconstrucción del vello púbico, este se extrae de zonas parecidas como pueden ser las axilas, nuca o las propias inglés. Es una técnica que es utilizada, en su mayoría, en mujeres.

Motivos para el implante de vello púbico

Como decíamos, normalmente son mujeres las que se someten a la cirugía de trasplante de vello púbico. El motivo es la pérdida capilar en la zona que viene dada por diferentes razones. La primera de ellas es la alopecia androgénica que al igual que se sufre en la cabeza se puede llegar a sufrir en otras partes del cuerpo. Además, fruto del envejecimiento y la llegada de la menopausia se puede perder este vello.

También puede requerirse el trasplante de vello púbico por razones estéticas. Esto puede ser la pérdida del pelo debido a una excesiva depilación que hace que se pierdan los folículos. Una de las últimas causas puede ser la búsqueda de la ocultación de cicatrices producidas en el parto por cesárea.

La utilidad del vello púbico

Como todo en nuestro organismo, el vello púbico tiene utilidad en nuestro cuerpo. Al igual que las cejas y las pestañas impiden la entrada del sudor en nuestros ojos o los pelitos de la nariz impiden la entrada de impurezas, este vello también tiene su utilidad. Este ayuda a impedir el contagio de enfermedades de transmisión sexual, por lo que se puede considerar, también, una cuestión de salud.

Tras la cirugía, realizada con técnicas FUE y DHI, queda una pequeña cicatriz fruto de las pequeñas incisiones que se realizan al injertar los folículos. No hay de qué preocuparse, pues como si se tratara de cualquier herida, estas costras caerán con el paso de los días, siendo imperceptible la operación. Este folículo implantado no volverá a caer y ya solo quedará la paciencia para ver el resultado final varias semanas después de la intervención.

Gracias a la intervención de implante de vello púbico el aspecto volverá a ser el deseado, similar a cuando era el vello original.

Preguntas frecuentes

¿Es doloroso el trasplante de vello púbico?

No, durante el trasplante de vello púbico no se sufre ningún tipo de dolor ya que se realiza con sedación local, tanto para la zona donante como para la receptora. Esto impide que durante el procedimiento se sienta ningún tipo de molestia. Durante los días posteriores tampoco debe ser un inconveniente, más allá de una leve sensación de picor o escozor.

¿Cuándo estaré completamente recuperada?

Pocos días después de la cirugía ya se podrá llevar a cabo una vida normal. Si es cierto que los primeros días se debe tener más cuidado con los roces en la zona para no dañar el folículo injertado y evitar de esa forma que se desprenda.

¿Es seguro el trasplante de vello púbico?

El trasplante de vello púbico ofrece la misma seguridad que el trasplante capilar en la cabeza. Siempre debe ser realizado por un cirujano capilar experimentado que se encargue tanto de la extracción como de la implantación del folículo. Además, la calidad del equipo que rodea al doctor hará que el trasplante sea plenamente satisfactorio.

El Doctor Espinosa Custodio únicamente trabaja en el Instituto Médico del Prado, su clínica capilar en Madrid. Si desea concertar una cita, puede contactar con nosotros en el teléfono 912 468 664, en el WhatsApp 634 779 402 o en la página de contacto de nuestra web.

Comparte esta noticia en:

Deja una respuesta

SUSCRÍBASE AL BLOG

Reciba noticias, promociones e información relevante sobre los servicios y tratamientos del Instituto Médico Del Prado.


Loading