El Shock Loss después del injerto

En el trasplante capilar, los resultados 100% visibles tardan en aparecer varios meses. Entre tanto, son muchas las fases por las que pasará el paciente. Una de ellas, que llegará desde las dos a las cuatro semanas desde la operación, será la del Shock Loss. Pero ¿qué es y de qué hay que preocuparse? Lo detallamos.

La intervención de trasplante de pelo es una cirugía mínimamente invasiva, por lo que la recuperación física será muy rápida y en apenas 3 o 4 días ya podremos reactivar nuestra vida socio-laboral sin ningún tipo de problema. Como decíamos, son varias las fases en esos meses por las que pasaremos, y una de ellas, quizá la más visible y puede que angustiosa para el paciente si no está sobre aviso, aparecerá en torno a las 2-4 semanas de la intervención.

Esta fase es la conocida como Shock Loss o de desierto. Una etapa de la intervención capilar en la que desde un 20% a un 80% de nuestro cabello injertado caerá. Esto es habitual y tiene su explicación científica en el ciclo de vida de nuestro pelo. En este momento, el pelo pasará de la fase anágena (activa de crecimiento), a la fase telógena (de reposo).

A pesar de que el pelo haya caído de nuestra cabeza y veamos una densidad capilar menor a la deseada, no debemos alarmarnos. La estructura del folículo permanece bajo la piel generando el nuevo pelo y empezará a salir de nuevo a partir del segundo mes.

Cuánto durará el Shock Loss

La duración del Shock Loss será de alrededor de un mes. El pelo caerá durante dos semanas y volverá a crecer en otras dos semanas. Estos tiempos serán siempre orientativos, ya que cada paciente puede desarrollar el postoperatorio y la recuperación de forma distinta. La fase podrá, por tanto, alargarse o acortarse en el tiempo.

Debemos tener en cuenta, a su vez, que el pelo que hemos implantado es nuevo. Por lo tanto, el crecimiento será más lento que el que ya teníamos y esto ocurrirá así durante los primeros meses de vida. Después, el pelo recién implantado crecerá a una velocidad normal.

Simultáneamente a la fase de desierto y que puede durar alguna semana más, se producirá un enrojecimiento de la parte receptora de folículos. Volvemos a entrar en una fase normal durante el proceso del injerto capilar y no hay nada de lo que preocuparse. Esto se produce por la creación de nuevos vasos sanguíneos en los folículos donde antes no había nada y ahora tenemos un nuevo cabello que necesita nutrirse para crecer. Este fenómeno se conoce como la fase hiperémica.

PREGUNTAS FRECUENTES

¿Cuándo llegará la fase Shock Loss?

La fase de Shock Loss llegará tras dos o cuatro semanas desde la cirugía capilar con el paciente. Será entonces cuando se perderán entre el 20% y el 80% de los cabellos injertados

¿Es posible disimular el Shock Loss?

No, no es algo que pueda ser disimulado y, durante unos días, veremos menor densidad de pelo en nuestra cabeza. Si bien es cierto que para recuperar el cabello de manera más rápida debemos seguir al pie de la letra los consejos del doctor y su equipo, así como no olvidar tomar la medicación recetada por él mismo.

¿Es posible evitar el Shock Loss después del injerto capilar?

Muchas son las personas que se pueden llegar a preguntar cómo evitar el Shock Loss, sin embargo, la respuesta no es la deseada. No es posible evitar la fase de pérdida de cabello tras el injerto capilar. Ocurrirá en un mayor o menor porcentaje, pero siempre se debe recordar que es algo temporal y que pasará a fase de crecimiento en pocos días

¿Cuándo volverá a crecer el pelo?

El pelo permanecerá en la fase telógena durante unas semanas y será después de estos días cuando volverán a crecer los folículos y comenzaremos a ver los primeros resultados del injerto.

¿Cuándo veremos resultados finales?

El resultado final del injerto capilar se verá pasado un año tras la cirugía. Si bien es cierto que desde los 6 a 8 meses podremos ver avances significativos, se podrá valorar el final del ciclo tras 12 meses. Estos tiempos aumentarán en el caso de la cirugía en la zona vertex o coronilla hasta los 18 meses para resultados finales.

El Doctor Espinosa Custodio únicamente trabaja en el Instituto Médico del Prado, su clínica capilar en Madrid. Si desea concertar una cita, puede contactar con nosotros en el teléfono 912 468 664, en el WhatsApp 627 396 322 o en la página de contacto de nuestra web.

Comparte esta noticia en:

Deja una respuesta

SUSCRÍBASE AL BLOG

Reciba noticias, promociones e información relevante sobre los servicios y tratamientos del Instituto Médico Del Prado.


Loading