Finasterida y Dutasterida, su seguridad

Dos de los fármacos más utilizados por los tricólogos para el tratamiento de las diferentes alopecias son Finasterida y Dutasterida. Medicamentos que a pesar de tener un perfil de seguridad muy alto generan dudas en los pacientes. Dudas totalmente infundadas e influenciadas por los prospectos y corrientes de opinión popular.

Efectos adversos que se indican en estos medicamentos son relativos a la sexualidad masculina, pues se indican entre los mismos que se puede producir una disminución de la función eréctil, la libido y/o el volumen de la eyaculación. Que, por otra parte, se producen en casos muy contados, apenas el 3%, y que revierten con la regulación de la dosis o al dejar el tratamiento.

En cualquier caso, para entender estos efectos adversos, es necesario conocer el mecanismo de acción de los medicamentos, así como las dosis y la forma de toma de estos.

Funcionamiento de Finasterida y Dutasterida

Tanto Finasterida como Dutasterida actúan como inhibidores de la 5-alfa reductasa, una enzima presente en la raíz de los folículos (y en la próstata). Son medicamentos altamente selectivos que solo trabajan en estos folículos, sin afectar en ninguna medica con otros órganos. Dutasterida actúa de forma más intensa en dicha enzima, así como es capaz de mantenerse más en el tiempo.

Como indicamos, ambos medicamentos fueron aprobados en principio para el tratamiento de la hiperplasia benigna de próstata y lanzados al mercado en la década de los 90. Indicadas para varones ancianos y se observó durante el tratamiento una mejoría en la densidad capilar, iniciándose en ese momento los estudios para asegurar la efectividad en la alopecia tanto en hombres como en mujeres.

Efectos adversos, la gran preocupación

Los efectos adversos son comunes en todos los medicamentos. Por ello se recogen en un apartado propio dentro de los prospectos de los que tomamos a lo largo de nuestra vida. Sin embargo, que aparezcan escritos no quiere decir que los vayamos a desarrollar con total seguridad. De hecho son poco comunes y reversibles tras la regulación de las dosis o su finalización en la toma.

Por su parte, Finasterida y Dutasterida son dos medicamentos totalmente seguros. Los efectos adversos o secundarios se muestran únicamente en el 3% de la población. Riesgos muy similares en comparación a la población que no toma habitualmente estos fármacos.

La gran preocupación de la población que toma habitualmente estas medicinas es la disminución de la libido o la disfunción eréctil transitoria. Estos síntomas, por otra parte, se desarrollaron en pacientes de avanzada edad, con los problemas de próstata que les fueron diagnosticado. Por edad, además, son más propensos a sufrir este tipo de trastornos. En pacientes más jóvenes, sin embargo, son muy extrañamente desarrollados.

PREGUNTAS FRECUENTES

¿Qué debo tener en cuenta al tomar Finasterida o Dutasterida?

Debe tener en cuenta que estos medicamentos deben ser recetados y pautados únicamente por médicos especialistas, como el Doctor Espinosa Custodio. Serán los doctores quienes asegurarán una dosis justa para nuestra seguridad. Pueden tomarlo indistintamente tanto hombres como mujeres si bien es necesario informar de búsquedas de embarazos. Estos medicamentos pueden afectar al buen desarrollo del feto, al disminuir la calidad del semen o los óvulos.

¿Afectará este medicamento a la próstata?

En las dosis habitualmente utilizadas para tratamientos capilares no afectará a la próstata. En caso de hacerlo, sería de manera positiva, ayudando a prevenir problemas.

Si desea tener una cita con el Doctor Espinosa Custodio en el Instituto Médico del Prado, puede contactar con nosotros en el teléfono 912 468 664, en el WhatsApp 634 779 402 o en la página de contacto de nuestra web.

Pida cita con nosotros

Bibliografía

The effect of finasteride on the risk of acute urinary retention and the need for surgical treatment among men with benign prostatic hyperplasia. Finasteride Long-Term Efficacy and Safety Study Group. N Engl J Med., 338 (1998), pp. 557-563 J.D. McConnell, R. Bruskewitz, P. Walsh, et al. http://dx.doi.org/10.1056/NEJM199802263380901 | Medline

Efficacy and safety of finasteride therapy for benign prostatic hyperplasia: Results of a 2-year randomized controlled trial (the PROSPECT study). PROscar Safety Plus Efficacy Canadian Two year Study. CMAJ., 155 (1996), pp. 1251-1259J.C. Nickel, Y. Fradet, R.C. Boake, et al. Medline

Incidence and severity of sexual adverse experiences in finasteride and placebo-treated men with benign prostatic hyperplasia. Urology., 61 (2003), pp. 579-584. H. Wessells, J. Roy, J. Bannow, et al. Medline.

Benign prostatic hyperplasia. Lancet., 361 (2003), pp. 1359-1367. A. Thorpe, D. Neal. Recuperado de: http://dx.doi.org/10.1016/S0140-6736(03)13073-5 | Medline

A review of the clinical efficacy and safety of 50alpha-reductase Inhibitors for the enlarged prostate. Clin Ther., 29 (2007), pp. 17-25. M. Naslund, M. Miner. http://dx.doi.org/10.1016/j.clinthera.2007.01.018 | Medline

Effect of 5α-reductase inhibitors on sexual function: A meta-analysis and systematic review of randomized controlled trials. J Sex Med., 13 (2016), pp. 1297-1310L. Liu, S. Zhao, F. Li, et al. http://dx.doi.org/10.1016/j.jsxm.2016.07.006 | Medline

Comparte esta noticia en:

Deja una respuesta

SUSCRÍBASE AL BLOG

Reciba noticias, promociones e información relevante sobre los servicios y tratamientos del Instituto Médico Del Prado.


Loading