Nuestro protocolo frente al Covid

En el Instituto Médico del Prado siempre hemos pensado que la seguridad es la parte más importante de cualquier intervención. En el caso de los trasplantes capilares, incluso con más motivo. El paciente pasa muchas horas en el quirófano en contacto directo con los técnicos y con el doctor Espinosa Custodio.

Por eso, hemos desarrollado un protocolo completo frente al COVID que evita cualquier contagio. Todos los pacientes de trasplante capilar son sometidos a un test de antígenos antes de empezar la intervención. Además, todos nuestros empleados también se someten regularmente a estos tests. Pero eso no es todo. Nuestro protocolo comienza desde tu llegada a la clínica.

La llegada a la clínica

Durante tu primera llamada telefónica o contacto por mail con nosotros te informaremos de nuestro protocolo para prevenir el contagio. Se trata de las recomendaciones ofrecidas por la Sociedad Española de Restauración Capilar (SERECAP) y la Sociedad Española de Medicina Estética (SEME). Cuando llegues a la clínica tomaremos tu temperatura y te invitaremos a lavarte las manos con gel hidroalcohólico. En la sala de espera hay que mantener la distancia social y evitar tocar objetos. Además, solo está permitida una persona como acompañante.

En cualquier caso, debes postergar tu cita si has tenido fiebre, tos, diarrea, cansancio o pérdida del gusto o del olfato en los últimos 14 días. Por supuesto, tampoco podrás acudir a la cita si estás en aislamiento por contagio o por convivencia con un contagiado del coronavirus.

Cada paciente tiene un tiempo asignado con nuestro equipo, por lo que pedimos puntualidad para evitar cruzarse con otros pacientes con cita más temprana o tardía. Tanto el despacho como la sala de tratamientos son desinfectados tras cada uso. Durante la estancia en la clínica la mascarilla es obligatoria para todos. Esta deberá ser, al menos, quirúrgica, y siempre debe cubrir nariz y boca. Además, te invitaremos a llevarte una a la salida para tener recambios disponibles en tu día a día.

El injerto capilar

La cirugía del trasplante capilar ya contaba de por sí con importantes medidas de higiene y seguridad, que ahora hemos reforzado para prevenir los contagios. Todo el personal cuenta con mascarilla y vestimenta protectora, los asientos están cubiertos por film plástico y todos los materiales sanitarios son utilizados por primera vez. Además, la ventilación en el quirófano es constante y se limitan al máximo las entradas y salidas del mismo.

Después de cualquier intervención se procede a una limpieza exhaustiva del quirófano o la sala de tratamientos. Todas las protecciones desechables son eliminadas y el material sanitario, esterilizado. Por supuesto, al paciente se le suministra vestimenta y protección durante todo el proceso. La clínica permanece cerrada durante la intervención, limitándose así al completo contactos con el exterior.

La seguridad de nuestros trabajadores

En el Instituto Médico del Prado queremos que nuestros trabajadores estén completamente protegidos ante esta enfermedad. Por ello, cumplimos con todas las recomendaciones de la SERECAP sobre el estado de salud del personal de las clínicas capilares y les proveemos constantemente de mascarillas quirúrgicas y gel hidroalcohólico.

Los turnos están escalonados, tanto los de entrada y salida como los de comidas. Fomentamos la distancia social ofreciendo espacios diferentes para cada tarea, tomamos la temperatura de todos los empleados cada día y tenemos especial precaución con nuestros trabajadores pertenecientes a grupos vulnerables.

Nuestros tratamientos

medicina estética madrid botox
ácido hialurónico madrid

SUSCRÍBASE AL BLOG

Reciba noticias, promociones e información relevante sobre los servicios y tratamientos del Instituto Médico Del Prado.